Aunque primero comenzó a aplicarse en hogares, los buenos resultados y la armonía generada por las técnicas de Feng Shui tienen hoy mucha presencia en empresas. De forma muy inteligente, se pensó que si en el domicilio podía circular energía positiva, utilizar el Feng Shui en el trabajo podría mejorar los resultados de los negocios.

 

¿Qué es el Feng Shui y cómo funciona?

El Feng Shui es una técnica oriental mediante la cual se pretende crear un mayor flujo de energía positiva a través de una correcta distribución y organización de elementos en un establecimiento, sumado a una serie de técnicas. Todo ello servirá para crear un ambiente armónico, favoreciendo al positivismo y bienestar de las personas presentes en él.

 

El Feng Shui tiene una influencia directa en el carácter y actitud de las personas. Aunque mucha gente sea reacia a todo este tipo de pensamientos, muchos expertos argumentan su efectividad a la hora de garantizar una mayor sensación de bienestar en las personas. Rápidamente se pensó que si estas técnicas eran aplicadas en ambientes de negocio, pronto se obtendrían resultados positivos para las empresas, y así ha sido.

 

El trabajar en un ambiente idílico y cargado de energía positiva hace que el trabajador se encuentre más cómodo y más tranquilo emocionalmente. Con unas buenas técnicas de actuación y distribución, se logra en los empleados una actitud más afín a la empresa, lo que repercute de forma directa y positiva en su rendimiento.

 

Principales técnicas de Feng Shui para empresas

Tras ser aplicado con éxito en los hogares, el Feng Shui se instaló rápidamente en pequeños negocios, afectando directamente y de forma positiva en clientes y empleados, algo verdaderamente clave a la hora de incrementar las ganancias de los comerciales.

A partir de esta circunstancia, las grandes corporaciones empezaron a tener en cuenta este tipo de técnicas que mejoraron considerablemente los ambientes de trabajo y generaban gran positivismo entre las personas allí presentes. Empresas multinacionales como Nike, McDonald's, Alcampo o Coca-Cola empezaron a usarlas con verdadero éxito. Estos son algunos de los consejos de Feng Shui a tener en cuenta para las empresas:

 

  • Colocar los estudios y despachos de manera que nunca se encuentren totalmente de frente o de espaldas a la puerta. Es mejor situarse en posiciones laterales.
  • Lo mismo ocurre con las ventanas. Es conveniente no darles la espalda directamente. Se recomienda tener una pared o estantería que actúe como protector.
  • Se recomienda tener elementos naturales en el despacho u oficina, tales como plantas, fuentes pequeñas de agua o cuadros que permitan crear un ambiente de naturaleza.
  • La entrada ha de estar despejada, generando un buen recibimiento. Si existen muchos elementos que entorpezcan el camino de entrada la sensación será de agobio y generará estrés.
  • La iluminación es verdaderamente importante, por lo que se recomienda un buen aprovechamiento de la luz natural en gran medida, así como aumentar la potencia de los focos para generar un mayor efecto de vitalidad.
  • En el momento de no utilización, conviene guardar los teléfonos móviles en el cajón, para evitar radiaciones nocivas que afectan nuestro rendimiento de forma indirecta.
  • Sentirse seguro en el trabajo es importante. A parte de contratar servicios de alarmas de seguridad, conviene crear ambientes en los que el empleado se sienta tranquilo mediante una correcta organización. Esto se consigue estableciendo salas de descanso y relajación para tiempos muertos.
  • Es muy importante establecer un orden de escritorio. La acumulación de papeles, bolígrafos y resto de elementos que puedan entorpecer nuestro trabajo pueden influir negativamente en nuestro rendimiento. Se recomienda tener una mesa despejada, sin cables y con sólo lo imprescindible para trabajar.